02/11/2018

El CURZA ofrecerá una Maestría a partir de 2019

El Centro Universitario Regional Zona Atlántica de la Universidad Nacional del Comahue suma una nueva propuesta de prosgrado: Maestría en Educación Literaria. En este marco, compartimos la entrevista realizada a su Directora, Adriana Goicochea.

¿Cómo logra el CURZA ofrecer una carrera de posgrado de estas características teniendo en cuenta la complejidad que esto implica?

La creación de la MAESTRIA EN EDUCACION LITERARIA no es una propuesta aislada sino que concreta una política académica del CURZA que tiene entre sus prioridades  la implementación de una oferta de postgrado y consecuentemente, el desarrollo del área en sus aspectos administrativos y operativos.

Es en este marco que desde el Departamento de Lengua, Literatura y Comunicación, en el año 2015, se inicia un trabajo en el que participan diversos actores. Es difícil hoy no olvidar a ninguno de ellos, pero sin duda  esto no hubiera sido posible sin el compromiso y tesón de la Dra. María del Pilar, por ejemplo, y sin el apoyo del área de administración representado por el Mgter. Fabián Fernández, tan solo por mencionar dos figuras muy representativas y comprometidas. Actualmente, hemos conformado un equipo que ha hecho posible la presentación ante CONEAU, un paso imprescindible y arduo.

Por otra parte, la implementación de la Maestría representa una oportunidad para dar continuidad a la Especialización en Educación Literaria, que se dicta desde el año 2013 y cuya creación fue muy significativa por tratarse del primer posgrado propio del CURZA. Es decir que hoy la Maestría representa un paso más en el crecimiento del área de postgrado y también el  fortalecimiento de una política que se propone crear los espacios necesarios para la formación, la actualización y el perfeccionamiento de los graduados, con lo cual es de esperar que regresen a la universidad sabiendo que encontrarán en ella un referente en lo que respecta a la producción de conocimiento. Sin duda, el retorno de los graduados también potencia el desarrollo de la investigación porque aporta otras miradas y experiencias y porque fortalece el vínculo con el campo de trabajo que es adonde los esfuerzos de la universidad pública deben estar dirigidos.

Y en este sentido, el Consejo Directivo ha aprobado la creación de una revista que se llamará “Dar a leer” cuya misión es justamente, ofrecer un espacio que promueva el intercambio de conocimiento entre diversos actores comprometidos con la enseñanza de la literatura y en el que se pongan en valor las tareas de investigación y de producción de conocimiento que por otra parte son inherente a la docencia.

Además, el Ministerio de Educación de la Provincia de Río Negro declaró de Interés Educativo la Especialización fundamentando esta decisión con la idea de que los mismos tienen como propósito fortalecer el conocimiento del campo disciplinar y su relación con la educación, de modo que con este antecedente iniciaremos el diálogo con el Ministerio para que  ratifique este decisión en relación con la Maestría en este caso. Es evidente que este contacto con el Ministerio tiene para nosotros doble valor por un lado, la importancia administrativa o legal para que los docentes puedan concurrir a los seminarios, pero sobre todo es la oportunidad de profundizar los vínculos una institución con la compartimos un tema relevante para la sociedad como es la educación.

 

¿Nos podría comentar sobre los alcances que la Maestría tiene en tanto se trata de una formación de posgrado?

La Maestría se propone ofrecer un ámbito que propicie la formación, la actualización, el perfeccionamiento, por lo tanto se centra en los desarrollos teóricos, las trayectorias prácticas y los debates vigentes en el campo de la enseñanza de la literatura. Un campo que ofrece todo un desafío a los docentes. Por un lado, porque literatura y educación, constituyen esferas de la cultura que tienen un punto de encuentro en el campo cultural en tanto es evidente que integran un contrato cultural y social, por consiguiente, esa relación no es estática sino que ha ido cambiando con el tiempo según los distintos paradigmas que orientaron tanto al campo educativo como al literario, y obviamente, en interrelación con un contexto histórico. Por otro lado, esa dinámica de la cultura atravesada por la imagen, los medios de comunicación, las redes sociales, requiere una actualización permanente, aunque solo para responder a las dos preguntas básicas que la práctica obliga ¿Qué literatura enseñar?, y  ¿Cómo enseñar?

Este escenario interpela al docente como intelectual que es partícipe activo de un campo de producción cultural y que por ende, se mantiene en contacto con la crítica literaria, es más, lo obliga a ejercerla. Asume el rol de profesor, lector y crítico, cuyo accionar se encuentra en un equilibrio inestable entre salvaguardar el canon o subvertirlo, y para no caer en la receta propia de los manuales es importante considerar que el docente debe disponer de un conocimiento teórico que le permita elaborar ese modo de leer el canon escolar que ha seleccionado, en dialogo con su práctica, poniendo en valor el impacto sociocultural de la lectura.

 

En este marco ¿cuáles serían  los propósitos que orientan la propuesta académica?

La Maestría se presenta como una oportunidad para mejorar la calidad de la enseñanza a partir de la formación en teorías y metodologías de la literatura orientándose de modo especial al campo literario, sin desatender aspectos vinculados con el valor del texto literario y el placer de la lectura. La certeza de que es necesario reformular las estrategias de la enseñanza y proporcionar nuevos enfoques teórico- metodológicos constituyó otro factor de análisis y justificación de la Maestría, al tiempo que implicaría ofrecer un espacio en el que se dé lugar a las tareas de investigación y producción de conocimiento. Por otra parte, la circulación de nuevos discursos guía a la necesidad de reflexionar acerca de nuevas configuraciones textuales que se originan en las tecnologías que producen un notable impacto en las prácticas de lectura y escritura. A ello se suma la importancia que se le otorgan a los estudios de posgrado para permitir una mejor inserción laboral y contribuir, desde el fortalecimiento de distintos campos del saber, al mejoramiento de la educación tanto en el nivel medio como en el universitario.

 

¿Quiénes son los destinatarios?

Se ha tenido en cuenta que en la región no existen ofertas académicas de características similares a ésta por lo que se espera convocar a todos los docentes del medio interesados en perfeccionarse en las temáticas estudiadas.

Está orientada a graduados/as universitarios con el título de profesor/a y/o licenciado/a de cuatro años o más en Letras, Lengua y Comunicación Oral y Escrita, Lengua y Literatura o Castellano y Literatura. Asimismo podrán cursarlos graduados/as en otras disciplinas que también posean títulos de cuatro años o más

Los postulantes que tengan título oficial de carreras de nivel superior no universitario de cuatro años de duración se podrán inscribir acreditando una formación profesional equivalente y serán considerados por Consejo de Posgrado de la Universidad Nacional del Comahue.

Luego, quienes hayan cursado la Especialización en Educación Literaria podrán completar con el nivel de Maestría o bien solicitar equivalencia de los Seminarios que tengan acreditados.

 

¿Qué duración tiene el desarrollo del Plan de Estudio?

Se desarrollará en dos años que contemplan el dictado de quince seminarios de cuarenta horas, lo que totalizan 600 horas para el dictado de seminarios, y se destinan 160 horas para la investigación y la presentación de la tesis.

 

¿Cuándo comenzarán las inscripciones?

Creemos que en marzo del año 2019 aunque aún no se ha determinado el calendario.